¿Cuál es su finalidad?

Según la AFIP describe en su sitio, la FCE tiene como finalidad es desarrollar un mecanismo que mejore las condiciones de financiación de pequeñas y medianas empresas, que les permita aumentar su productividad mediante el cobro anticipado de créditos y de los documentos por cobrar emitidos a sus clientes y/o deudores, con los que hubieran celebrado una venta de bienes, locación de cosas muebles u obras o prestación de servicios a plazo.

En resumen, la Ley 27.440 estableció que las empresas que califican como Pymes tengan una herramienta financiera para cobrar sus facturas. Estas tendrán que ser por un importe determinado, comenzó siendo de $50.000 pesos y el 3 de mayo de 2019 la AFIP subió el mínimo a $6.000.000. Este mínimo no contempla ajustes posteriores que puedan afectarlo, como por ejemplo, notas de débito y de crédito.

Los medios hablan de un “virtual congelamiento” del régimen, para que se achique el universo de la emisión de FCE y solo resulte aplicable a las medianas empresas facilitando la implementación para las grandes.

 

¿Cuál es el cronograma?

Para su implementación se dispuso un cronograma segmentado por tipo de actividad:

  • MAYO: Industria manufacturera del ramo automotor y el comercio de automóviles, motocicletas y autopartes; reparación de vehículos automotores y motocicletas; suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado; suministro de agua, cloacas, gestión de residuos y recuperación de materiales y saneamiento público; intermediación financiera y servicios de seguros.
  • JUNIO: Explotación de minas y canteras, industria manufacturera en general.
  • JULIO: Construcción; comercio al por mayor y por menor de combustibles; servicios de transporte y almacenamiento.
  • AGOSTO: Servicios inmobiliarios; de enseñanza; atención de salud humana; servicios artísticos, culturales y sociales; actividad agropecuaria.
  • SEPTIEMBRE: Comercio al por mayor y menor de alimentos, textiles, plásticos, etc.; servicios de alojamiento y de comida; servicios profesionales, científicos y técnicos; actividades administrativas y servicios de apoyo; información y comunicaciones.
  • OCTUBRE: Comercio al por mayor y menor de venta de supermercados, kioscos, Etc.

 

¿Es de uso obligatorio?

Allá por el 2001 se intentó implementar, fue de uso obligatorio y fracasó. Hoy en día es semiobligatorio porque solo lo tendrán que cumplir aquellas empresas cuya actividad está en el cronograma, que califican como Pymes y les facturan a empresas que no son Pymes. También será de uso optativo para las micro, pequeñas y medianas.

 

¿Se puede automatizar?

En Carvajal Tecnología y Servicios podemos automatizar todo tipo de intercambio electrónico de datos. Tanto la emisión como la recepción de Facturas de Crédito Electrónicas ante AFIP, Facturas Electrónicas, Generación del CAE, Notas de Débito, Notas de Crédito, Comprobantes de Retención y más soluciones financieras para facilitar el flujo organizacional de este tipo de documentos electrónicos.

Si tenés alguna duda del proceso de FCE, o estás interesado en automatizar procesos con nuestras soluciones contactate con nosotros al +54 (11) 5032 2900.

 

Fuentes:

AFIP. (2019). ¿Qué es el régimen de facturas de crédito? Buenos Aires, Argentina. AFIP: http://www.afip.gob.ar/facturadecreditoelectronica/conceptos/caracteristicas.asp

José Luis Ceteri. (01/05/2019). Factura de Crédito Electrónica: desde mayo es obligatoria para las Pymes. Buenos Aires, Argentina. CLARIN: https://www.clarin.com/economia/economia/factura-credito-electronica-mayo-obligatoria-pymes_0_Mlul57-Ll.html

Hernán Gilardo. (03/05/2019) Elevan a $6.000.000 el monto mínimo para emitir factura de crédito electrónica. Buenos Aires, Argentina. IPROFESIONAL: https://www.iprofesional.com/impuestos/291239-afip-impuesto-ley-Elevan-a-6-000-000-el-monto-minimo-para-emitir-factura-de-credito-electronica